18/08/2020 | Bienestar

Aunque el verano y las vacaciones sean el mejor momento para descansar, desconectar y relajarse unos días, eso no significa que el deporte tenga que desaparecer durante este periodo. Los beneficios que esta actividad nos brinda son muchos y es bueno continuar con su práctica también durante estos días para no perder el hábito. Además, es una buena oportunidad para realizar ciertas actividades que nos son más inaccesibles el resto del año.

 

El deporte no está reñido con el verano y los días libres. Correr cada mañana al lado del mar, descubrir una nueva ruta de montaña cada día… las vacaciones nos ofrecen un paisaje diferente, un nuevo entorno y vistas completamente distintas a las que estamos acostumbrados. Todo ello puede convertir la experiencia de practicar ejercicio en algo único y muy agradable. Además, esta época abre todo un abanico de opciones que te permitirán dar un giro a tu rutina de entrenamiento habitual: tendrás disponibilidad para hacer ejercicio a diferentes horas, la posibilidad de probar otros deportes, podrás descubrir nuevos lugares… Además, dependiendo de cuál sea tu destino de vacaciones, podrás elegir entre actividades muy diferentes.

Para que no se te escape ninguna de estas opciones y puedas disfrutar al máximo tus horas de actividad física durante tus días libres, te dejamos una serie de consejos:

  • Cambia tu rutina.

Si durante el año estamos atados al despertador y encorsetados en los horarios del día a día, el verano se presenta como una gran oportunidad para cerrar la agenda y renovar por completo tu rutina. Esto te ayudará a alejarte, también, de tus hábitos deportivos para ejercitarte con más ganas, motivado por la novedad. Eso sí, intenta aprovechar las mañana para hacer ejercicio, ya que es el momento en el que suele hacer menos calor. Además, así tendrás el resto del día libre para hacer lo que más te apetezca.

  • Prueba otros deportes.

Las vacaciones presentan una oportunidad ideal para olvidarnos del ejercicio de siempre y probar nuevas actividades: surf, paddle surf, piragüismo, buceo, voleibol, trekking, rafting, barranquismo… Las posibilidades son infinitas, sea cual sea tu destino de vacaciones.

  • Sitúate.

Cuando llegues a tu destino, dedica un momento a ver qué posibilidades te ofrece y dónde podrías realizar las actividades deportivas que más te apetezcan. No necesitas espacios demasiado grandes, solo tienes que poner a trabajar a tu imaginación y adaptarte a tus opciones. Por ejemplo, si eres aficionado al running, siempre es una buena idea correr en un paseo marítimo o en un parque, pero también hay quien se lleva de viaje las zapatillas para conocer sobre ellas el destino que está visitando. Sin duda, se trata de una forma diferente de descubrir un lugar.

  • Hazlo en compañía.

Las vacaciones suelen compartirse con la familia o con amigos y hacer deporte con ellos también ofrece muchas cosas positivas: mejorar tus metas, hacerlo de forma más divertida, generar un buen ambiente en el grupo, mejorar el estado de ánimo de sus componentes… Y si pensamos en los más pequeños de la casa, también es una gran oportunidad para pasar con ellos todo el tiempo que nos han robado otras actividades durante el periodo escolar. Además de aprovechar esta situación para conectar y mejorar la comunicación con los niños, es un buen momento para iniciarlos en un hábito muy saludable, que les ayudará a mantener su salud a punto. Las opciones son innumerables con ellos: un día de ruta en la naturaleza, juegos en equipo, ir a nadar juntos, un paseo en bici…

  • Aprovecha el tiempo y disfruta.

No te obligues a hacer nada que no te apetezca. Aunque te hayas marcado unos objetivos durante este periodo, no pasa nada si en algún momento no cumples todo lo que planeaste. Estás de vacaciones y eso significar que puedes permitirte descansar u optar por un plan diferente si es lo que prefieres.

Y para que la experiencia sea completa, no debemos olvidar otros hábitos que están muy ligados a hacer deporte. Por ejemplo, debemos cuidar nuestra alimentación también durante las vacaciones y, sobre todo, si vamos a practicar ejercicio es muy importante evitar la deshidratación. Para que no disminuyan nuestra fuerza y nuestra resistencia es fundamental tomar líquidos antes, durante y después de practicar ejercicio. Los alimentos ricos en agua y minerales, como frutas, yogures y verduras, nos ayudarán a mantenernos hidratados y llevar con nosotros una botella de agua siempre es una buena idea. Y tampoco podemos olvidarnos de protegernos del sol: ropa adecuada, gorra, gafas y crema solar son la solución perfecta.

 

 

Actualidad en Ahorramas

  • Ahorramas reabre su tienda de la calle Antracita en Madrid
    24/09/2021
  • Ahorramas reabre su tienda en Madrid
    22/09/2021
  • La uva de mesa embolsada del Vinalopó: una fruta única que...
    21/09/2021
  • Consejos de seguridad alimentaria
    De la cocina a tu oficina: Recomendaciones para consumir tu comida...
    19/09/2021
  • Ahorramas colabora con la AECC en ‘La compra de tu...
    17/09/2021
  • Ahorramas abre una nueva tienda en Villaverde
    16/09/2021
Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario