22/03/2019 | Bienestar

Una adecuada alimentación es clave para sacar todo el partido de nuestro ejercicio físico. Pero no sólo tenemos que fijarnos en qué comemos, sino también en el cuándo, un factor que no debemos pasar por alto.

Hidratos de carbono, proteínas, sales minerales…. Descubre todo lo que debes incluir en tu dieta pre y post entrenamiento. Prepara tu lista de la compra y encuentra todo lo necesario en nuestros supermercados.

 

ANTES DEL EJERCICIO

Hidratos de carbono. Son el mejor combustible previo al entrenamiento, ya que aportan la energía necesaria para el ejercicio y además se queman durante la realización del mismo. Se recomienda elegir productos como el pan, fruta sin piel, un puñadito de frutos secos o cereales bajos en fibra, ya que son de rápida asimilación y facilitan una mejor digestión.

 Proteínas. Se recomienda consumir alimentos con una moderada cantidad de proteínas, ya que suponen el aporte necesario para la formación de tejido en los músculos que vas a ejercitar. Pavo, pollo, atún, huevos… Son opciones frescas y naturales para conseguir ese aporte.

Frutas con bajo índice glucémico. Perfectas para lograr que la energía te dure durante todo el entrenamiento. Dentro de este grupo podemos encontrar las fresas, manzanas (mejor sin piel), cerezas, arándanos, pomelos, uvas, peras y ciruelas.

Café. Se ha demostrado que tomar un café incrementa la capacidad de resistencia. Además, potencia nuestro rendimiento y reduce el dolor muscular.

 

 DESPUÉS DEL EJERCICIO

Lo que comes en la hora siguiente al entrenamiento es clave para que tus músculos se reparen adecuadamente y no sufras agujetas.

Hidratos de carbono. Una vez finalizada la sesión de entrenamiento (durante las dos horas siguientes) se recomienda consumir hidratos de carbono con alto índice glucémico acompañados por una pequeña cantidad de proteínas. Una buena opción sería: yogur y/o plátano y una tostada de pan con pavo o queso fresco.

Proteínas. Las más recomendables son aquellas que tienen un alto contenido en una sustancia llamada leucina, que es clave en el mantenimiento del tono muscular. Algunos alimentos ricos en esta sustancia son la pechuga de pavo y pollo, los pescados azules como el atún o las sardinas, los pescados blancos como la lubina o la dorada, los huevos, el cordero o el conejo.

Frutas con alto índice glucémico. Tras el ejercicio se recomienda ingerir frutas con altos valores de glucosa, como el plátano, la naranja, el mango, el melón y la sandía. Además, ayudan a reponer las sales minerales que hemos perdido. Acude a nuestra sección de frutería y verdulería para escoger aquellas que más te gusten.

 

ANTES, DURANTE Y POST ENTRENAMIENTO

Es fundamental hidratarse adecuadamente, ya que durante tu entrenamiento pierdes una cantidad considerable de agua. Puedes beber simplemente agua o elegir una alternativa como la bebida refrescante con magnesio 0 azúcar Alipende, que puedes encontrar en nuestros supermercados.

Actualidad en Ahorramas

  • Estrenamos campaña: OPERACIÓN AHORRO DE AHORRAMAS. Los 10 días con las...
    25/02/2021
  • Nueva apertura en Majadahonda
    17/02/2021
  • ¡Lanzamos un nuevo sorteo para celebrar San Valentín en nuestro Instagram...
    05/02/2021
  • Estrenamos campaña: LA GRAN BAJADA DE PRECIOS DE AHORRAMAS
    22/01/2021
  • Información Actualizada de tiendas cerradas temporalmente
    15/01/2021
  • Vuelve Aprende con Ahorramas "edición especial Navidad"
    02/12/2020
  • Nueva apertura de Ahorramas en la calle Hermanos Becerril, Cuenca
    29/11/2020
  • Nueva apertura de Ahorramas en Rondilla de la Cruz Verde 15,...
    29/11/2020
  • Nueva apertura de Ahorramas en Carabanchel, Madrid
    24/11/2020
Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate