04/02/2020 | Alimentación, Bienestar, Trucos

Hay ingredientes capaces de obrar maravillas en nuestra salud y uno de ellos es el jengibre.  Aunque a simple vista no sea muy apetecible,  esta raíz de origen oriental puede presumir de sus infinitos beneficios. ¿Quieres saber por qué deberías incluirlo hoy mismo en tu alimentación?

Alivia los problemas digestivos

Es uno de los aliados digestivos más potentes, ya que actúa estimulando el páncreas y aumentando la producción de enzimas, que evitan la mala absorción de los alimentos. Además su composición facilita la eliminación de gases del sistema digestivo y mejora el tracto grastrointestinal.

Ayuda a perder peso

El consumo de jengibre produce en el cuerpo un efecto termogénico, lo que eleva la temperatura corporal y acelera el metabolismo. Y es que esta raíz, además de tener un alto poder saciante, ayuda a quemar las grasas, a equilibrar los niveles de azúcar en nuestro organismo y a la eliminación de líquidos, ya que ejerce también como diurético natural.

Fortalece el sistema inmunológico 

El jengibre es rico en nutrientes como el potasio, la niacina, el fósforo y la vitamina C, que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Si le sumamos sus propiedades expectorantes, antitusivas, antiinflamatorias y antibióticas, tenemos un remedio para combatir gripes y resfriados.

Mejora la circulación

Este alimento, con propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes, favorece la correcta circulación de la sangre y ayuda a disminuir los niveles de colesterol, por lo que su consumo puede ayudar  a prevenir posibles enfermedades relacionadas.

Aliado contra la alergia

Sus propiedades antiinflamatorias y antihistamícas ayudan a calmar los síntomas provocados por la rinitis alérgica, como la congestión,  la secreción nasal los estornudos, la tos y los picores propios de la alergia.

Contra las náuseas 

Una de sus propiedades más curiosas es la prevención de mareos y náuseas. Si por ejemplo vamos a viajar, debemos tomarlo al menos cuatro horas antes, masticado en crudo o en forma de té. Además, es un remedio casero común para las náuseas que se padecen en la fase inicial del embarazo.

Ayuda a mantenerse caliente

El jengibre es diaforético, lo que significa que promueve la sudoración y calienta el cuerpo desde dentro. Por ello, en los días de mucho frío se recomiendan beber una infusión de jengibre para mantener la temperatura corporal.

Formas de consumirlo

Ya sean en raíces frescas o secas, en polvo, rallado, en conserva, encurtido, cristalizado….hay múltiples formas de incorporar el jengibre a nuestra dieta. Una de las más comunes es incluirlo en  tés o infusiones, como ésta revitalizante de piña y jengibre,  incorporarlo rallado o muy picado en tus recetas de arroces, mariscos y carnes o incluso molido para aderezar ensaladas.

Actualidad en Ahorramas

Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate