20/06/2019 | Bienestar

Además de la toalla y el bañador, hay que preparar la nevera portátil con todo lo necesario y nunca olvidar la protección solar. Así que ya sabes, antes de lanzarte a por el primer baño de la temporada, prepara tu kit de indispensables.

 

¿Qué llevar en la nevera?

– Refrescarse e hidratarse es una de las normas básicas para combatir el calor. Por eso, cuando vayas a la piscina, no puedes olvidar el agua y alguna pieza de fruta de temporada, que debes guardar en un lugar fresco para que no se estropee con el calor. La sandía o las cerezas, dos clásicos del verano que encontrarás en nuestra sección de frutas y verduras, no pueden faltar en tu nevera portátil. También puedes optar por convertirlas en zumo tú mismo en casa o incluso  hacerte el zumo de naranja recién exprimido directamente en nuestras tiendas.

– Hay vida más allá del bocadillo, por eso en nuestros supermercados hemos preparado una gran selección de platos preparados Alipende: empanadas, albóndigas con tomate, paella, pollo asado, gazpacho… son algunas opciones deliciosas que te ahorrarán mucho tiempo.

– Para la hora de la merienda, puedes recurrir a los embutidos de nuestra sección de charcutería y hacer una parada en la sección de snacks Alipende. Galletitas saladas, patatas fritas o aceitunas son sólo algunos ejemplos para llevar contigo a la piscina.

 

¿Qué otros básicos no debes olvidar?

– El protector solar es uno de esos cosméticos que habría que utilizar durante  todo el año, pero se convierte en indispensable cuando llega el verano y más cuando tenemos una jornada de sol por delante. Por ello en la línea solar de nuestra marca Bodyplus  te ofrecemos el protector adecuado a tu tipo de piel, con ingredientes activos que la mantienen protegida e hidratada.

– Además de cuidar nuestra piel, también debemos prestar atención a nuestros ojos y cabeza. Recomendamos llevar siempre unas gafas de sol de alta protección para protegernos de la radiación ultravioleta, que puede causar daños oculares. Y para evitar insolaciones, recurre siempre a un sombrero o gorra, que evitará que el sol golpee directamente sobre tu cabeza.

– Toda protección es poca, sobre todo cuando hay niños. Por ello debes tener siempre a mano un pequeño botiquín con tiritas resistentes al agua, gasas, antisépticos y algún medicamento analgésico.

Con todos estos elementos disfrutarás de un día redondo en la piscina.

 

Actualidad en Ahorramas

Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate