24/09/2019 | Alimentación, Familia

¡Cómo cuesta sacar a los peques de la cama por las mañanas! Y mucho más en estas fechas, en las que la vuelta al cole se les hace cuesta arriba. Para ayudarles a afrontarla con energía, la alimentación es fundamental. Con una dieta variada y rica en nutrientes, superarán esta fase con éxito y aprenderán unos hábitos saludables desde pequeños.

Esto es lo que debes tener en cuenta en su dieta diaria para lograr que empiecen y terminen el día adecuadamente:

Desayuno

Un desayuno 100% saludable es esencial para afrontar el día y mejorar el rendimiento en la escuela. Los expertos aseguran que debe proporcionar entre el 20% y el 35% de la energía diaria. Para ello, debe contener lácteos (leche con o sin azúcar o cacao, yogur, queso fresco), cereales (pan, tostadas, cereales, galletas, bizcochos) y fruta (mejor fresca y entera, sino un zumo natural). Son ingredientes fundamentales para aportar proteínas y vitaminas.

 

A media mañana

No hay que descuidar el tentempié del descanso escolar, aunque solo debe ser un complemento. Lo ideal es que coman una pieza de fruta, que podemos variar en función de la temporada. El queso tierno con o sin pan y los yogures son otra opción que los peques pueden llevar en la mochila.

 

Merienda

Es importante que las meriendas de los niños no se basen en bolsas de patatas y chucherías, sino en leche o derivados, fruta y cereales. Una opción saludable puede ser un vaso de leche acompañado de una pieza de fruta en rodajas, o bien pan con chocolate y una fruta. Otras opciones son un yogur y frutos secos o un bocadillo de jamón o queso. Lo ideal es variar cada día.

 

Comida y cena

En ambas debemos incorporar alimentos de los diferentes grupos: verduras y frutas, grasas y aceites, carne, pescado, legumbres y huevos frescos. Partiendo de esta base, podemos organizar los menús semanales con moderación, variedad y equilibrio. Para ello también debemos tener en cuenta lo que comen en el colegio. Por ejemplo, si han comido carne a mediodía es bueno darles pescado por la noche, y viceversa. Así conseguiremos una dieta variada que les proporcione energía y todos los nutrientes necesarios.

Para beber

Es muy importante que los niños estén bien hidratados, ya que por su actividad pierden mucha agua durante el día. Conviene que beban un litro y medio diario de agua (de 4 a 6 vasos) y hasta dos litros en los días de calor (de 6 a 8 vasos). Durante las comidas se recomienda que beban siempre y únicamente agua. El resto del día pueden ser también zumos, y si son naturales mucho mejor. Un truco: mete siempre en su mochila una botella pequeña de agua mineral.

 

Actualidad en Ahorramas

  • Ahorramas y EDP alcanzan un acuerdo para el despliegue de 450...
    04/07/2022
  • “SORTEO PRECIOS MARCIANOS”
    30/06/2022
  • CONDICIONES GENERALES DE LA TARJETA PREPAGO/REGALO
    30/06/2022
  • Ahorramas nombra a Eusebio Rubio nuevo presidente
    29/06/2022
  • Formas de incluir la cereza en tu alimentación
    26/06/2022
  • Ahorramas y Europastry, galardonados por AECOC por su proyecto con la gama Cristallino
    Ahorramas y Europastry, galardonados por AECOC por su proyecto con la...
    15/06/2022
Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate