13/08/2021 | Última hora, Verano
Congelar fruta fresca en casa

Desmontemos el famoso mito de: “Es malo tomar fruta después de las comidas”. Puedes comer tanta como te apetezca y en el momento que prefieras y, para ello, no hay nada mejor que tenerla siempre en casa congelada lista para servir, ya que cuenta con los mismos beneficios y vitaminas que la fresca.

La gran diferencia entre ambas es que esta última aguanta mucho más tiempo en buenas condiciones y podemos recurrir a ella siempre que queramos.

Si hasta ahora pensabas que congelar la fruta solo servía para hacer batidos y smoothies, ¡déjanos decirte, que para nada es así! Se le puede dar muchos usos diferentes, y en esta ocasión queremos darte algunas ideas para que la congeles directamente en casa.

5 usos que puedes darle a la fruta congelada

Estas son algunas de las ideas que más nos gustan para poder tomarla este verano. ¡Toma nota!

Tenlas siempre a mano para picar entre horas

Cuando te tiente picar algo entre horas, no hay nada más saludable que abrir el congelador y sacar nuestra pieza de fruta favorita (previamente pelada y cortada a trocitos). De esta manera, aliviarás el calor y no tendrás que recurrir a otros alimentos industriales. Además, para darle un toque diferente, puedes probar a echarles un poco de chocolate negro fundido. ¡Para chuparse los dedos!

Prepara agua de sabores naturales

El agua es esencial para mantenernos hidratados durante todo el año, especialmente en verano. Si quieres tomar agua de una forma original y divertida sin tener que recurrir a zumos o refrescos, prueba a añadir cualquier fruta que se te ocurra al agua. ¡Serán como cubitos de hielo!

Haz deliciosos helados

Aunque puedes probar con cualquier tipo de fruta, tanto el aguacate como el plátano tienen una textura bastante más parecida a los helados que conocemos. ¡Aportarán cremosidad! Para ello, solo tendrás que triturar y añadir un poco de leche. Si prefieres tomarlo en formato polo, pon la mezcla en un molde y vuelve a meterlo en el congelador durante un día. ¡Prueba a hacer diferentes combinaciones y decide cuál es tu favorito!

Sorprende con un buen postre

De vez en cuando apetece tomar un postre y, ¿qué mejor que preparar un postre casero, diferente y nuevo? Una buena idea es preparar la cobertura de una tarta de queso añadiendo la fruta que tengamos en el congelador. Solo tendrás que mezclar dos tazas de fresas congeladas con media taza de queso crema y dos cucharaditas del endulzante que prefieras. Bate esta mezcla con una cuchara de madera y unta la crema sobre la superficie, añadiendo algunos trocitos más de fruta congelada por encima cuando la tarta esté lista. Guárdala en el congelador en un táper de cristal. ¡Al día siguiente estará lista para comer!

Prepara tu propia mermelada

No nos cabe ninguna duda de que las mermeladas de frutas industriales están riquísimas. Sin embargo, no es la opción más saludable. Prueba a preparar tu propia mermelada de frutas colocando algunos frutos rojos congelados en una sartén a media temperatura y removiendo. Por último, añade un poco de zumo de naranja para endulzar la compota de frutas y ya estaría lista para añadirla al pan, a unas tortitas, al queso, a los yogures o a cualquier otro alimento que se te ocurra.

Como ves, congelar fruta fresca es muy sencillo y podrás tenerla siempre a mano para preparar cualquiera de estas deliciosas recetas. ¡Refréscate este verano con fruta congelada!

Actualidad en Ahorramas

  • Ahorramas reabre su tienda de la calle Antracita en Madrid
    24/09/2021
  • Ahorramas reabre su tienda en Madrid
    22/09/2021
  • La uva de mesa embolsada del Vinalopó: una fruta única que...
    21/09/2021
  • Consejos de seguridad alimentaria
    De la cocina a tu oficina: Recomendaciones para consumir tu comida...
    19/09/2021
  • Ahorramas colabora con la AECC en ‘La compra de tu...
    17/09/2021
  • Ahorramas abre una nueva tienda en Villaverde
    16/09/2021
Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate