11/06/2020 | Alimentación

La planificación alimenticia es una de las claves para alcanzar y mantener un buen rendimiento deportivo, así como para adquirir un estilo de vida saludable. Así que, si quieres sentirte bien mientras practicas tu actividad física favorita, solo tienes que averiguar cuáles son los alimentos que mejor te sientan, en qué cantidades debes tomarlos y cómo puedes combinarlos antes o después de una carrera, un torneo o un entrenamiento.

Una de las primeras lecciones que aprende un deportista sobre su dieta es que no debe saltarse ninguna de las comidas principales. Si prefieres hacer deporte temprano, deberías optar por un desayuno ligero, una media hora antes de comenzar. Para prepararlo, ten en cuenta que debe incorporar los nutrientes imprescindibles: hidratos de carbono (fruta, cereales integrales…), proteínas de alto valor biológico (huevos, semillas, frutos secos…), grasas saludables (aguacate, aceite de oliva virgen extra…) y, por supuesto, líquidos (agua, café, té…). No tienes que llegar a sentirte lleno o incómodo, pero tampoco debes omitirlo. En general, antes de hacer deporte, la comida debe ser abundante, pero digestiva.

Otro gran error sería no tomar nada tras el ejercicio, pero también hacerlo justo después. Los expertos sugieren que lo mejor es esperar 20 o 30 minutos tras la rutina física y, después, comer alimentos de fácil digestión. Por ejemplo, un sándwich de pan integral y pavo, yogur, fruta o un puñado de almendras. Si prefieres practicar deporte por la mañana, una vez acabes, un segundo desayuno te ayudará a recuperarte. Y si, por el contrario, tu hora favorita para ello llega por la noche, después del trabajo, también es muy importante que no te saltes la cena. En este caso, opta por una comida ligera, pero que te aportes los nutrientes y la energía necesaria para la recuperación: verdura cruda o cocida (¡no dejes de preguntar a nuestros profesionales de frutería sobre los productos de temporada!), carbohidratos en forma de arroz hervido o patata cocida, proteínas que puedes conseguir, entre otros, en la pechuga de pollo o el las lubinas que encontrarás ahora de oferta o en un huevo duro y, finalmente, grasas saludables, que pues obtener, por ejemplo, del aceite de oliva.

Una buena hidratación es fundamental

Cuando realizamos cualquier actividad física, no solo perdemos agua, también sales minerales y, con ello, sodio, potasio o magnesio. Por eso, la hidratación es básica para cualquier deportista. Un error muy común es pensar que solo debemos beber durante y después del ejercicio, pero también debemos hacerlo antes. La hidratación previa es fundamental para evitar que el rendimiento sea menor y aparezcan las lesiones. Además, cuando una persona nota que tiene sed ya está bastante deshidratada y nunca deberíamos llegar a ese punto.

Los hidratos de carbono, el combustible de los deportistas

Los carbohidratos son fundamentales para las personas que practican deporte de manera habitual. Se metabolizan como glucosa muy rápido, convirtiéndose en la fuente principal de energía que van a necesitar para afrontar el día. Se encuentra en el pan, los cereales, la fruta, la pasta, el arroz, la patata… y todos ellos son alimentos que los expertos aconsejan consumir antes de hacer ejercicio.

Las proteínas y las grasas

Las proteínas de alto nivel biológico también son esenciales para todo deportista, ya que, además de suministrarle energía, ayudan, por ejemplo, a generar y mantener en buen estado los músculos. Por esta razón, son imprescindibles en la fase de entrenamiento. Podemos tomarlas del pavo, el pollo, los huevos, el pescado, las legumbres, las semillas, los frutos secos… Por su parte, ciertas grasas también son una importante fuente de energía para aquellos que practican cualquier actividad física y pueden ser beneficiosas en su justa medida. Forman parte del aguacate, el salmón, los frutos secos o el aceite de oliva virgen extra, entre otros.

 

También es importante que tu alimentación se adapte a la intensidad y la duración de tus entrenamientos o tus actividades deportivas y, además, a los objetivos que quieras alcanzar. Es fundamental ajustar a tus necesidades la cantidad de cada tipo de alimento que debes consumir y asegurarte de que su calidad sea la mejor. Para ayudarte a conseguirlo, en Ahorramás trabajamos cada día para llevar productos frescos a tu hogar y nuestros profesionales en cada una de nuestras secciones te acompañarán para que elijas cuáles son los ideales para ti.

Actualidad en Ahorramas

  • Estrenamos campaña: OPERACIÓN AHORRO DE AHORRAMAS. Los 10 días con las...
    25/02/2021
  • Nueva apertura en Majadahonda
    17/02/2021
  • ¡Lanzamos un nuevo sorteo para celebrar San Valentín en nuestro Instagram...
    05/02/2021
  • Estrenamos campaña: LA GRAN BAJADA DE PRECIOS DE AHORRAMAS
    22/01/2021
  • Información Actualizada de tiendas cerradas temporalmente
    15/01/2021
  • Vuelve Aprende con Ahorramas "edición especial Navidad"
    02/12/2020
  • Nueva apertura de Ahorramas en la calle Hermanos Becerril, Cuenca
    29/11/2020
  • Nueva apertura de Ahorramas en Rondilla de la Cruz Verde 15,...
    29/11/2020
  • Nuestra tienda de la calle Girasoles 27 en Velilla de San...
    24/11/2020
Descubre actualidad

Cuídate

Descubre cuídate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario